Dedicatorias y Poesías

 

HOMENAJE

Un día más, y como cada año,

venimos a rezar a nuestro Cristo del Sagrario.

Gracias te damos Señor,

por tu bendita nobleza,

que nos permite reunirnos

para celebrar tu fiesta.

Algunos no lo pueden hacer

por estar, seguro a tu diestra.

Y es nuestro querido Don León,

que en tu gloria se encuentra.

A él le queremos hacer,

un gran homenaje,

y si pudiese ser,

a todos los de su linaje.

A Don León nos referimos,

pero un "León" de los más humano.

Su fuerza nos lo define.

Fue "pastor" entre pastores,

con tesón y sin dinero,

una hundida hermandad levantó.

Con fatigas y sudores.

Recorría a pie los pueblos,

atendiendo a sus feligreses.

Todo lo hacía voluntariamente

su salario, la risa de la gente.

Como premio te otorgamos,

un "puñao" de manos de los presentes.

Merecías la "insignia" mejor,

pero no sería suficiente,

para pagarte el favor

a tu amor tan constante.

Don León, tu cuerpo se nos fue

pero te tenemos presente,

para que, con tu ayuda,

encontremos a Dios !con esos es suficiente¡

Francisco Munera (2009)

 

Santo Cristo del Sagrario
en las Fiestas de Calzada
aquí estamos a tus pies
estrella de la mañana.

Esa corona de espinas
que en tu frente te clavaron,
demuestra tal sufrimiento
que frente y cara van sangrando.

El pueblo de Calatrava
hoy te quiere consolar
con sus fiestas
y su preciosa Hermandad.

Lucero de la mañana,
fuente de luz y perdón,
sea tu santa corona
camino de salvación.

Santo Cristo del Sagrario
tú que lo puedes hacer
da salud a los enfermos
te lo pedimos con fe.

En el día de tu fiesta
en procesión te llevamos
y tu carroza va llena
de claveles rojos y albahaca.

Vio a pastores y ovejas
que dormían en las miajadas
de donde se extraía la leche
para elaborar los quesos Calzada de Calatrava.

Santo Cristo del Sagrario
tú que tienes el poder
retirar esos calores
haced nubes y llover.

Los campos se están secando,
los ríos y los pantanos,
con la humildad te pedimos
el agua para regarlos.

Carmen Otero Otero
( 2005 Dedicada a  Agustín Trujillo y familia)

 

A mi Cristo del Sagrario
le pido con devoción
que le de salud a los jóvenes
para que cuiden a sus padres,
cuando lleguen a mayor.

Un anciano muy cansado
que pierde a su compañera
ahora tiene que entregarse
en los hijos y las nueras;

se reúne la familia
y parten los intereses
y todos quedan de acuerdo
con poner el padre a meses;

con el mayor de los hijos
le ha tocado el primer mes
y todos son malas caras
cuando van a comer;

¿qué tal ha pasado el día?
dice el hijo cuando viene
para lo viejo que es,
los apetitos que tiene;

cuando llega el último día
y el último de mes
como ya se va con otro
todos cantan de alegría;

con otro hijo se va
y las vecinas al verlo
le preguntan a la nuera,
¡anda! Ya está aquí el abuelo

Y la nuera le contesta
con muchísima entereza,
¡Si nos va a enterrar a todos!
Vaya una naturaleza;

Los mayores le hacen burla
los pequeños le hacen guasa
y el pobre viejecito es,
el juguete de la casa;

mirar bien a los abuelos
y hacerles muchos gozos
con sus canas, virtuosas
que envejeció en el trabajo
poquito a poco.

Pilar Castillo Diaz (2009)

 


Oh mi Cristo del Sagrario
con tu escultura morena
que tu imagen fue tallada
en noche de luna llena.

Tus hermanos los pastores
te adoran y te veneran
y se dejan sus rebaños
para celebrar tu fiesta.

Esa carroza que adornan
con tantos claveles rojos
y cuatro matas de albahaca
para perfumar tu rostro,.

El 14 de septiembre
té sacan en procesión
llevándote muy despacio
recorriendo nuestras calles
al redoble del tambor.

Los hermanos que se fueron
porque Tú los has llamado
se llevaron en su pecho
a su Cristo del Sagrario.

Oh mi Santísimo Cristo
alza los ojos Señor
y a tus hermanos difuntos
dale la paz y la gloria
concédeles el perdón.

Fidela (2004)

 

Santísimo Cristo del Sagrario
escucha la petición
de este humilde siervo
que te lleva en el corazón.

Desde pequeño en la cuna
mi madre me enseñó a rezar
esa oración tan hermosa
que nunca llegué a olvidar:

Padre Nuestro
que estás en el cielo
santificado sea tu nombre…

En una venerada iglesia
en la pared te vi colgado
la cabeza coronada de espinas
y tu cuerpo crucificado.

Tuyo soy “Cristo” poderoso
y tus caminos voy a seguir
ya que bajo tu atenta mirada
quiero vivir y morir.

Postrado ante tu imagen
te pido “Cristo” soberano
por los míos, los ancianos,
por los pastores y sus ganados.

Los enfermos, los parados,
Los niños abandonados
y a todos los que dedican su vida
por los derechos humanos,

y no te olvides Señor
de todos los calzadeños
que con gran amor y fe
rezando están a tus pies:

…venga a nosotros tu reino
Hágase tu voluntad
en la tierra como en el cielo…

Federico Caballero Torres (2005)

 

Con el paso de los años
un caer y levantarme
al darme Cristo su mano.

Todos los días rezo y pido
y le escribo mil poemas
por los hombre, por las drogas,
por la paz, o por la guerra.
Por las personas mayores
que no tienen quien las quiera.

Por las madres maltratadas,
por los niños que están tristes,
porque sus padres riñeron
y están llenos de tristeza,
y se sienten asustados,
sus ojos llenos de pena
sin saber lo que ha pasado.

Papá se marcho de casa
y Mamá está llorando
y reza con voz bajita,
que Dios nos está ayudando.
Que si confías en Cristo
el miedo se va pasando.

Esto ha sido mi vida
con el paso de los años.
Un caer y levantarme
al darme el Cristo su mano.

Gregoria Laguna Pérez (2006)

 

El pastor me vocea
desde la cumbre
que le suba
tabaco, papel y lumbre.

Que el ganado está inquieto
por la tormenta.
El perro está buscando
a dos corderas,
se perdieron anoche
en la maleza.
Se habían asustado
con la tormenta.

Tengo albahaca
sembrada en el cortijo.
La sembré en primavera
para mi Cristo.
Me subes el tabaco
te doy la albahaca,
se la pones al Cristo
sobre sus andas.

Le dices a mi madre
que mi anguarina
se la deje a mi primo
para ir a misa.

Porque el año que viene
si Dios me deja
la llevaré yo puesta
toda la Fiesta….

Estaré con el Cristo
a todas horas,
gastaré mis ahorros
para su pólvora.
Bailaré la bandera
allí, en la plaza,
un año más pronto
si Dios te guarda.

Guárdame los garbanzos,
se me olvidaba
para recordar la Fiesta.
En la miajada,
Los pastores contentos
van por el campo
el Cristo los protege
con su ganado.

Gregoria Laguna Pérez (2002)

 

Una luz misteriosa acompaña a la tarde que, presurosa espera tu salida.
¡Cuántas respiraciones contenidas cuando apareces con tu imagen divina!
Sales reclinando tu cruz postrera, rozando las hojas de las flores frescas, que adornan la carroza adormecida.
Y…Se agolpan los recuerdos de personas que fueron, en otros tiempos, tus peregrinos.
¡Cuántos familiares y amigos regresan para acompañarte, para sentirte!
¡Cuántos vecinos y cofrades te piden salud desafiando al destino!
¡Cuántos secretos “a voces” te llevas contigo! Eres el verdadero amigo que sabe guardarlos cerrando la boca y el oído.

Eres bueno, oh Cristo del Sagrario. En ti no anida el rencor, ni el miedo, ni la envidia, ni el desafío.
Nos enseñas con tu ejemplo a ayudar al caído, a dialogar con el desconocido, a amar al enemigo.
Gracias Santísimo Cristo del Sagrario por ayudarnos a crecer en ti y para ti; con estos hechos nos enseñas a forjar nuestra existencia.

Loren de la Calle(2007)