La Fiesta

 

Esta Hermandad consta tener aprobadas sus ordenanzas el 19 de julio de 1671, celebrando su fiesta el 14 de septiembre de cada año, con vísperas, misa, sermón y procesión y sus gastos de derechos parroquiales.
Era costumbre ayudar económicamente a los hermanos más desfavorecidos, dándose el caso de ayudar a los gastos de sepelio de algunos hermanos a los que sus economías no le permitían hacer frente.
Está recogido en los actuales Estatutos de la Cofradía, que si algún hermano falleciera durante los días de fiestas, al sepelio asistirá toda la Cofradía con las Insignias

EL QUINIARIO: Se celebra del 9 al 14 de septiembre, se celebran en honor al Santísimo Cristo del Sagrario. Culmina con la función religiosa del día 14. A lo largo de más de 40 años, D.León, secretario, honorario y capellán vitalicio de la Cofradía, fue el encargado de las homilías.

EL TAMBOR: Es un elemento consustancial con la propia Fiesta. No se entienden los días de las fiestas sin el toque del tambor. Durante los cinco días anteriores a las fiestas, por la tarde, sale el tambor recorriendo las calles de Calzada. El tamborilero va solo y es curioso verlo recorrer las calles sin otro fin que el de anunciar la proximidad de las fiestas. El toque del tambor es característico y propio. Acompaña a la Cofradía en todos los actos de las fiestas y es el único instrumento que se toca. El tambor sale, en las fiestas, el día 13 a las 5 de la tarde y se recoge el día 15 a las 2 o 3 de la madrugada, es decir, es el primero que sale y el último que se va.

LA VISITA DE LAS INSIGNIAS: La Cofradía tiene la tradición de visitar los domicilios de las personas que cada año tienen Insignias. Cada vez que se visita, a todos los hermanos se les da un jarrillo de garbanzos, el “puñao”, y un vaso de limoná o limón. En cada domicilio está la Sala de Insignias donde hay una mesa en la que se sientan los portadores de las Insignias y el Teniente-Bandera. Dentro de esta sala sólo pueden estar aquellos hermanos que hayan hecho los gastos menores.

LAS COLACIONES: Consisten en que cada día se visitan unas determinadas Insignias únicamente para tomar el “puñao” de garbanzos y la limoná. Cuando se va a la colación en lugar de un jarrillo de garbanzos se dan dos.

 

BLANDIR LA BANDERA: Esta tradición consiste en darle vueltas a la Bandera, delante de la imagen de Cristo. Esta imagen está situada en el Ejido de San Sebastián, en un dosel en  la pared, y hacia allí, después de la Función de Vísperas, y de las Funciones de los días 14 y 15, se dirige la Hermandad, y todos los hermanos que quieran “dar vueltas a la bandera “.

JURA DE BANDERA: Después de la Función del día 14, en la Plaza de España, todos los hermanos juran Bandera, pasan delante de ella dándole un beso. Es muy emotivo ver a cientos de hermanos, al redoble del tambor, desde niños en brazos de sus padres hasta personas casi centenarias.

EL CHOCOLATE: Es la Invitación a tomar chocolate y soletillas los días 14 y 15, después de las respectivas funciones religiosas, que el Abandera da a la Hermandad y sus invitados particulares. Durante el chocolate se subastan diversos objetos o regalos de particulares, para de esta forma poder hacer frente, con el dinero que se saca, a los gastos de las fiestas.

MISA DE DIFUNTOS Y RENOVACION DE INSIGNIAS: Se celebra el día 15 por las almas de los hermanos fallecidos durante el año y por todos los hermanos de la Cofradia fallecidos a lo largo del tiempo. Durante esta función religiosa se procede a la renovación de Insignias. Por riguroso orden de lista los hermanos a los que corresponde, que son Mayordomos, reciben los 4 Pinchos, el que suelta la Bandera recibe la Jineta y el que ha ostentado el cargo de Teniente-Bandera recibe la Bandera, entrando cuatro Mayordomos nuevos para el año en curso y un nuevo Teniente-Bandera. Este es un momento único en la vida de un hermano del Cristo, sobre todo si es la Bandera, pues es señal de que está en buenas condiciones de salud para poder hacer los gastos, ya que la Bandera se recibe a edad muy avanzada. Al hermano que suelta la Jineta, la Cofradía le regala una medalla del Cristo para que la posea en propiedad y la porte en todos los actos de la Cofradía en lugar del Cristo con un lazo rojo que llevan el resto de Hermanos que aún no han recibido la Bandera.

LAS INSIGNIAS: Es como se conoce a los atributos propios de la Cofradía, que cada año reciben los hermanos por orden de lista de antigüedad en la Hermandad. Estas Insignias son seis: cuatro Pinchos, la Bandera y la Jineta.

  1. Los Pinchos: Son una especie de lanza parecida a la usada por nuestros Tercios de Flandes, en los siglos XVI y XVII.
  2. La Bandera: Es la máxima autoridad dentro de la Cofradía, antiguamente esta autoridad recaía sobre la Jineta. El Abanderado invita a los hermanos al chocolate.
  3. La Jineta: Es una bastón de mando de los antiguos capitanes de Infantería. Antes la persona que soltaba la Jineta era el Depositario de la Cofradía el año siguiente. Actualmente este cargo lo ha pasado a desempeñar siempre las mismas personas y es cada cuatro años cuando producen el relevo, si hay candidatos a ocupar el cargo.

LOS MAYORDOMOS Y EL TENIENTE-BANDERA: Son las personas que al año siguiente recibirán las Insignias. Los Mayordomos recibirán los Pinchos y el Teniente-Bandera recibirá la Bandera. Van siempre por la calle delante del tambor y del resto dela Hermandad. Al llegar al domicilio de una Insignia se esperan en la puerta hasta que pasan todos los hermanos y una vez que se han aposentado deben ir  a la Sala de Insignias y pedirle permiso al Teniente Bandera para poder empezar a repartir los garbanzos y la limoná, si por el contrario no lo hacen asi, serán sancionados por el Teniente-Bandera con fuertes multas. El primer y segundo pincho se encarga de repartir los garbanzos y el tercer y cuarto pincho se encarga de repartir la limoná y el limón. Una vez terminado de repartir se le comunica al Teniente-Bandera para cuando lo crea oportuno puedan salir de nuevo hacia otro lugar. El Teniente-Bandera es el encargado de guardar el dinero que se va recaudando por multas durante la fiesta, el cuál debe entregar al Depositario.

EL AJUSTE DE CUENTAS: Es más conocida como la Junta General de Hermanos, que se celebra el día 15 por la tarde en el domicilio del Abanderado, en ella se da el estado de cuentas de la Cofradía.

LA INDUMENTARIA DE LOS HERMANOS: Los hermanos visten una indumentaria típica, la anguarina,  especie de chaqueta sin mangas, ya que éstas van unidas a la chaqueta pero sin poder entrar los brazos por ellas, camisa blanca, pantalón negro y corbata negra. A la izquierda del pecho se lleva un crucifijo con un lazo rojo.

EL PUÑAO: Los poseedores de las Insignias obsequian a los hermanos con el “puñao”. Es el jarrillo de garbanzos que se les da. Quien tiene una Insignia invita a la gente a ir a tomar el “puñao”. Se va al domicilio de la persona que ha invitado y al llegar, normalmente, lo que primero que se hace es darle la enhorabuena al poseedor de la Insignia y se espera uno a que le saquen un cestillo con garbanzos, adornado con almendras blancas, garrapiñadas, avellanas, etc.… Igualmente después se saca limón o limoná. Este, es el obsequio reglamentario y tradicional, en los últimos años se ha extendido la costumbre de sacar otros aperitivos.

No debemos olvidar que, aparte de tradiciones y costumbres, lo más importante de estas fiestas es nuestro SANTISIMO CRISTO DEL SAGRARIO y seguir el camino que El nos enseñó, que no es otro que el amor hacia los demás.